Visita guiada a Toledo

En nuestra visita guiada a Toledo, recorreremos a pie sus callejuelas medievales y tendremos ocasión de visitar sus principales monumentos, así como de ver y fotografiar una espectacular vista panorámica de la ciudad.

Duración de la visita: 5 horas (medio día), 8 horas (día completo) desde que se sale hasta que se regresa a Madrid.

Más detalles

Toledo es conocida como «La ciudad Imperial» por haber sido la sede principal de la corte de Carlos I y también como «la ciudad de las tres culturas», por haber estado poblada durante siglos por cristianos, judíos y musulmanes.  Cuenta con numerosos lugares de interés y es Patrimonio de la Humanidad desde 1987. La ciudad está situada en la margen derecha del Tajo, en una colina de cien metros de altura sobre el río, el cual la ciñe por su base, formando un pronunciado meandro. En nuestra visita guiada, tendremos ocasión de contemplar Toledo desde el lugar donde se disfruta de la mejor vista panorámica de la ciudad, para luego recorrer las calles de su casco antiguo, desde la plaza de Zocodover hacia la calle del Comercio, llegando hasta la plaza del Ayuntamiento, con la Catedral y el Palacio Episcopal, y continuando el paseo hacia la iglesia de Santo Tomé (que conserva la obra maestra de El Greco: El entierro del Conde de Orgaz) y por el barrio judío, con las sinagogas de Santa María la Blanca y del Tránsito, el Museo de El Greco, y pasando por el monasterio de San Juan de los Reyes, hasta el puente de San Martín, donde nos esperará el autobús para regresar a Madrid.

Esta visita puede ser de 5 horas (desde que se sale hasta que se regresa a Madrid) o de 8 horas (desde que se sale hasta que se regresa a Madrid, con lo cual se puede comer en Toledo y se puede visitar algún monumento más que en la visita de 5 horas).

El transporte en bus y el precio de las entradas a los monumentos no están incluidos en el precio de la visita guiada, con lo cual los monumentos a visitar serán a elección del cliente.

En la visita de 5 horas, además del recorrido a pie, se pueden visitar 2 o 3 monumentos (por ejemplo Catedral, Santo Tomé, Santa María), en la de 8 horas se pueden visitar 4 o 5 (por ejemplo Catedral, Santo Tomé, Museo del Greco, Santa María, San Juan), las combinaciones pueden ser muy variadas, a gusto del cliente.

La visita de 8 horas llevará un suplemento de almuerzo del guía, en caso de que no esté incluido con el grupo.

Historia y monumentos de Toledo

La historia de la ciudad se remonta a la Edad del Bronce. Fue un importante centro carpetano hasta su conquista romana en 193 a. C. Quedan diversos restos de la actividad romana en la ciudad, como el acueducto o el circo. Tras las invasiones germánicas, la ciudad se convertirá con Leovigildo en capital, y posteriormente, principal sede eclesiástica del Reino Visigodo. En el año 711 Toledo es conquistada sin apenas oposición por los musulmanes dirigidos por Táriq ibn Ziyad. Durante el dominio musulmán, la antigua capital visigoda se caracterizó por su oposición e individualismo, concretado en la Taifa de Toledo. Alfonso VI reconquista la ciudad en 1085. Durante la edad moderna la ciudad destacó como sede de los Reyes Católicos y por su participación en la Guerra de las Comunidades de Castilla. Al trasladarse la corte a Madrid en 1561, la ciudad entró en decadencia, acentuada por la crisis económica del momento. Ya en época contemporánea, Toledo y más concretamente su Alcázar, se convirtió en un símbolo de la Guerra Civil por su largo asedio. Hoy en día el Alcázar está dedicado a Museo del Ejército.

Entre sus principales monumentos destacan: La Catedral de Santa María (de estilo gótico, del s. XIII, en su interior se encuentra El Transparente de Narciso Tomé, barroco), la Iglesia de Santo Tomé (de estilo mudéjar, del s. XIV, alberga el famoso cuadro El entierro del Conde de Orgaz, de El Greco), la sinagoga de Santa María la Blanca (en principio fue una sinagoga y más tarde pasó a ser una iglesia cristiana, de estilo mudéjar, del s. XII), la Sinagoga del Tránsito (del s. XIV, con el Museo Sefardí), el Museo de El Greco (casa-museo pensada como recreación del domicilio del artista, que se perdió siglos atrás, con diversas pinturas relevantes del artista), el Monasterio de San Juan de los Reyes (de estilo gótico isabelino, del s. XV)

Y además: el Museo-Hospital de Santa Cruz (de estilo renacentista, s. XVI), el Hospital de Tavera-Museo Duque de Lerma (de estilo renacentista, s. XVI), el Alcázar, (fortificación sobre rocas, ubicada en la parte más alta de la ciudad, dominando toda la ciudad, de los siglos XVI-XX. Desde junio de 2010 alberga los fondos del Museo del Ejército), la Iglesia de San Román (de estilo mozárabe mudéjar, hoy 'Museo de los Concilios y la Cultura Visigoda', con pinturas románicas del s. XIII y una importante colección, original y réplicas, de orfebrería visigótica, junto a otros fondos arqueológicos datados entre los siglos VI al VIII), la Iglesia de Santiago del Arrabal (de estilo mudéjar), El Cristo de la Luz (pequeña mezquita-oratorio hecha en el año 999, posteriormente ampliada con ábside mudéjar para su conversión en iglesia).

Quedan además varias puertas de las murallas, como la Puerta del Sol (de estilo mudéjar, del s. XIV), la Puerta Nueva de Bisagra (de Alonso de Covarrubias, del s. XVI, sobre base árabe), la Puerta Vieja de Bisagra o Puerta de Alfonso VI, la Puerta del Cambrón (de origen musulmán, reconstruida en el s. XVI), y los puentes sobre el río Tajo (Puente de Alcántara y Puente de San Martín), el Castillo de San Servando (castillo medieval junto a la ribera del río Tajo y a la Academia de Infantería), el Palacio de Galiana (del s. XIII, de estilo mudéjar) y las ruinas del circo romano.

Facebook

Exposiciones del Museo del Prado

No se han añadido fuentes RSS